lunes, 16 de abril de 2018

La mujer entre el debate biológico, histórico y social


La mujer entre el debate biológico, histórico y social

“Debemos democratizar el deseo sexual”
Licenciada Dora Barrancos

Por Stella Maris Leone Geraci

Más allá de los avances logrados por las mujeres todavía nos debatimos en el estigma del sexo débil, que nacimos de la costilla de Adán, que sólo somos un envase para la reproducción de la especie humana, cargamos con la culpa del pecado original, somos veneradas como una virgen y lapidadas como putas, pasamos de ser Eva, a María o ser  Magdalena, en nuestra vida sin importar la conducta que tengamos en la sociedad, al ser mujeres se nos califica y etiqueta de la manera que lo deseen; por lo tanto no estamos habilitadas para pensar y decidir por nosotras mismas, por eso el hombre cree que debe tomar la decisión por nosotras, como vestirnos, con quien salir, nuestras amistades, nuestro cuerpo es un campo de batalla, al que todos quieren conquistar y aniquilar.

Nuestro cuerpo biológico, se rige por los ciclos, se nos hizo creer que sólo somos productivas en nuestra etapa menstrual, si no podemos reproducirnos, ya no somos útiles; Simone de Beauvoir, en El segundo sexo escribe: !¿La mujer? Es muy sencillo, afirman los aficionados a las fórmulas simples: es una matriz, un ovario; es una hembra: basta esta palabra para definirla. En boca del hombre, el epíteto de “hembra” suena como un insulto; sin embargo, no se avergüenza de su animalidad; se enorgullece, por el contrario, si de él se dice: “!Es un macho¡”. El término “hembra es peyorativo, no porque enraíce a la mujer en al naturaleza, sino porque la confina su sexo; y su este sexo le parece al hombre despreciable y enemigo hasta en las bestias inocentes, ello se debe evidentemente, a la inquieta hostilidad que en él suscita la mujer; sin embargo, quiere encontrar en la biología una justificación a ese sentimiento. La palabra hembra conjura en su mente una zarabanda de imágenes: un enorme óvulo redondo atrapa y casta al ágil espermatozoide; monstruosa y ahíta, la reina de los termes impera sobre los machos esclavizados; la mantis religiosa y la araña, hartas de amor, trituran  a su compañero y lo devora; la perra en celo corre por las calles, dejando tras de sí una estela de olores perversos; la mona se exhibe impúdicamente y se hurta con hipócrita coquetería; y las fieras más soberbias, la leona, la pantera y la tigra, se tienden servilmente bajo el abrazo imperial del macho. Inerte, impaciente, ladina, estúpida, insensible, lúbrica, feroz y humillada, el hombre proyecta en la mujer a todas las hembras a la vez. Y el hecho es que la mujer es una hembra. Pero si se quiere dejar de pensar por lugares comunes, dos cuestiones se plantean inmediatamente: ¿Qué representa la hembra en el reino animal? ¿Qué singular especie de hembra se realiza en la mujer?

Es por eso que después de dejar, de ser reproductivas nuestro lugar está reservado para las tareas domésticas, la historia también fue cruel con la mujer, la relegó a las posiciones inferiores de la sociedad, es en la Revolución Industrial que empieza a cambiar el escenario de la mujer, son los Movimientos Feministas que venían de Rusia, los que impulsan el nuevo rol de la mujer, en lo social, en lo cultural y en lo político, el posicionamiento de la mujer durante la primera y segunda guerra mundial se vuelve un factor importante, ocupando el lugar de trabajo del hombre en las fábricas y en el campo, mientras él estaba en la guerra, el impulso del voto femenino también es otros de los logros destacados que tiene la mujer a lo largo de su lucha por ser parte importante de la sociedad que le toca vivir, todos estos logros históricos y sociales entran en un gran retroceso en los años 50 donde la mujer vuelve a ser invisibilizada, confinada a las tareas del hogar, la propaganda decía: que “Ella es la Reina del Hogar”, bajo ese mensaje, su misión era la tener la casa perfecta, ser la esposa perfecta, la madre perfecta, hasta manuales de la buena esposa se escribieron y se distribuían en los hogares, el cine mostraba a la mujer como un ser puro, obediente e inmaculado, todo contribuyó para volver a invisibilizar  a la mujer en el plano histórico y social.

Es en los años 60 con los movimientos feministas donde el contexto histórico de la mujer cambia, vuelve a ser considerada más allá de su género, salir a la calle, ser la protagonista de manifestaciones sociales  y artísticas, genera una nueva visión de la mujer, el cambió no se dio en forma rápida es a finales del Siglo XX y principios del Siglo XXI donde las Mujeres toman lugares de poder en empresas ocupando cargos jerárquicos, en lo  político, como Presidentas o Primeras Ministras de distintos países del mundo, en lo social todavía hay una gran brecha, pero son muchas las mujeres que ocupan espacios donde el estado está ausente.

Judith Butler (Estadounidense, Filósofa post-estructuralista) en su libro Cuerpos que importan hace un debate entre sexo y género, y como incide el cuerpo, en el argumento social, donde se generan los límites del cuerpo, el poder, para marcar la propiedad sobre el cuerpo; mientras Paul Beatriz Preciado (Español, Filósofo transgénero pansexual) en su Manifiesto contra sexual habla de las transformaciones tecnológicas de los cuerpos sexuados y generizados, si bien no rechaza el debate social y biológico, los pone en un nuevo contexto, dentro de las tecnologías socio-políticas, para generar un debate entre sexo y política.

Irene Meler (Doctora en Psicología y Psicoanalista, Argentina), escribe en  Relaciones amorosas en el Occidente contemporáneos: encuentros y desencuentros entre los géneros “…La situación de las contemporáneas es distinta, ya que no solo enfrentan los límites biológicos de su capacidad de reproductiva, sino que suelen tener una mayor vocación vincular, debido a la sociosubjetivación femenina, orientada hacia los vínculos de intimidad, que aún está vigente…”, a diferencia de las mujeres con más edad, ellas descubren que hay una vida después de la menopausia, su vida se vuelve más  intensa, su sexualidad es más plena, sin condicionamientos y sienten que todavía,  pueden seguir aportando a la sociedad que las rodean, aunque sus cuerpos siguen siendo un campo de batalla a ser conquistado, saben que pueden luchar y vencer.







martes, 20 de marzo de 2018

El cuerpo transgénero del arte


El cuerpo transgénero del arte

“No tengo conciencia de eso... Yo quiero regresar no quiero
que esto termine.. sólo quiero ser mujer al regresar
y ser feliz.. verme al espejo y estar completa.
No como estoy ahora que soy hombre
con alma de mujer y mi construcción ha sido muy dolorosa
y difícil... pero siempre gano.
Y tengo lo que quiero he sido hija, alumna, hermana, amiga,
esposa, mujer golpeada, amante, novia, artista y loca
Viviana Rocco Zuñiga

Por Stella Maris Leone Geraci

Hoy no podemos, no hablar del cuerpo transgénero en lo social y en la obra de arte,  las Artistas Trans fueron las más invisibilizadas en la historia del arte por su condición, si la sociedad las cuestionaba, hoy las sigue cuestionando, el arte no las mencionó en su historia, Greere Lankton (Estadounidense), con sus muñecas realizadas en papel maché fue una de las Artistas Trans más importantes de los años 80; Viviana Rocco Zuñiga (México) fue una Fotógrafa Trans a quien tuve la posibilidad de tratar a través de las redes sociales, su trabajo con una clara referencia hacia la mujer golpeada como ella me lo contaba en nuestras charlas, y en una entrevista que pude hacerle vía correo electrónico, su militancia por los derechos de las mujeres transgéneros, hasta conseguir su identidad como Viviana, a principios de 2016 falleció algo que lamente y mucho, siempre estuvo pendiente entre nosotras hacer algo juntas, lo más grave es que Viviana Rocco Zuñiga fue violentada por su familia después de su muerte, su familia la vistió de hombre y la sepultó como hombre; Elizabeth Chorubczyk “Effy Beth” (Argentina) Artista Performance, su construcción del cuerpo también fue traumática, fue la primer Artista Trans en recibir su nueva identidad como Elizabeth de la mano de la Ex-Presidenta Cristina Fernández, eso no bastó, para que terminara con su vida, está frase es la mejor manera de recordarla “Me costó mucho tomar la decisión de involucrar mi cuerpo en la construcción de la identidad, pero era necesario para continuar creciendo y conectarme conmigo misma”

En la entrevista que Lourdes Méndez le realiza Xabier Arakistain, para “El sexo como categoría curatorial: una apuesta política” habla de la misoginia gay y todo lo que había aprendido como estudiante en sus doctorados:
“..LM A mí me parece que sobre la cuestión de la misoginia gay se ha hablado muy poco, o al menos, que se trata de una problemática a la que pocos y pocas osan enfrentarse. ¿Cómo lo ves tú?
A A las travestis es algo que nos afecta directamente, como a las mujeres, quizás incluso más ya que estamos en permanente contacto con la comunidad gay. En Vested Interests, Marjorie Garber teorizaba sobre esta cuestión, tomando como ejemplo la rebelión de Stonewall iniciada por travestis. Pero cuando fue necesario diseñar una campaña política para el movimiento gay, se excluyó de su imaginario a las travestis debido a lo que Marjorie Garber denominó travestofobia, es decir, el miedo de ciertos varones a verse identificados como mujeres. Pero, ahora que me has hecho volver a aquellos años me doy cuenta de que nunca te he preguntado cómo te sentías tú como teórica feminista en la Facultad de Bellas Artes...”

El cuerpo transgénero no es sólo una construcción desde el arte, también es una construcción personal, es quizás de todos los cuerpos de obra el más complejo y dicho por de Ellas el más doloroso,  que atravesaron desde lo personal, en la construcción machista del arte, los espacios destinados para las colectivas femeninas trans, son muy reducidos, en los últimos tiempos podemos ver algunas publicaciones internacionales sobre arte que se ocupan de les Artistas que forman parte de la colectividad LGTIBQ, todavía sigue siendo insuficiente, la bibliografía sobre la obra trans también es insuficiente, es importante que hoy las Artistas Feministas, acompañemos y demos visibilidad a su obra. La construcción de un arte que sólo se divida entre mujeres y hombres es algo por demás obsoleto.




lunes, 26 de febrero de 2018

#8M #NosotrasParamos

#8M #NosotrasParamos

El 8 de Marzo salimos a la calle y no importa el barrio, la ciudad, la provincia, el país, el continente, todas salimos a pintar el mundo de violeta.

Hace el primer Paro Internacional de Mujeres, se hizo de boca en boca, de red en red, después de un año ahora con mayor fuerza, impulsado por los distintos movimientos de Mujeres en todo el mundo, cada una de nosotras cruzadas con nuestras verdades, nuestras violencias, nuestras necesidades, nuestras convicciones políticas, religiosas, volvemos a salir a la calle con más fuerza, en todo el mundo.

Mientras los movimientos como el #MeToo, #TimesUp, #YoAborte, #AbortoLegalYa hizo que muchas Mujeres famosas hablaran de los abusos sexuales que sufrieron, si se practicaron un aborto, aquellas Mujeres a las que las luces de una cámara no nos toca, también comenzamos a hablar en primera persona de los abusos, los abortos, las violencias, lo que antes se ocultaba por el que dirán, hoy se dice por qué lo dirán a viva voz; es un cambió de paradigmas a nivel mundial y social, las voces a favor y en contra, comenzaron a pronunciarse, y esto abrió el debate en la sociedad.

La llegada de Feministas en la televisión Argentina, también abrió un debate en lo social y en lo interno del feminismo, el cuestionamiento si están todas las voces que deben estar, por qué no se llamó a unas y otras, si el feminismo es una cuestión de mujere blanca hetero o si es un feminismo popular, es ahí, donde creo que se está perdiendo el horizonte, como escribí en otra nota, el feminismo somos todas sin importar la clase social o la identidad sexual que tenemos, ninguna de Nosotras tiene cartel francés y todas estamos exigiendo los mismo derechos, los que voy a intentar enumerar:

Desigualdad laboral y salarial
El trabajo domestico no remunerado
Las mujeres como cuidadoras del hogar
Las licencias por maternidad, no compartidas
La ausencia laboral en caso de enfermedad de un niñe, siempre recae en la mujer.
La falta de acceso a la tecnología de mujeres víctimas de violencia
La falta de acceso a la justicia, de las mujeres víctimas de violencia.
La no implementación de la Ley de Educación Sexual Integral en las escuelas.
La no aplicación de la Ley de libertad reproductiva, para poder decidir un método anticonceptivo
Acceder a un Hospital Público para la realización del aborto, en el caso que la Mujer lo decida
Los Femicidios nuestros de cada día, donde una Mujer muere cada 30 horas en Argentina.
La paridad de género en todos los espacios de poder, no sólo en el Congreso, debemos exigir que los gabinetes Nacionales, Provinciales, Municipales también estén compuestos en forma igualitaria.
El cupo laboral trans.

No puedo dejar de mencionar en mi rol de #MujerArtista las Desigualdades a las que estamos sometidas, en la falta de espacios equitativos para exponer, la desigualdad en nuestros salarios, en el valor de mercado de nuestras obras, la falta de reconocimiento de quienes están al frente de los espacios culturares, cuando no mencionan los nombres de las Mujeres Artistas, en desmedro de nuestra obra considerando que es “arte blando”, “arte de mujeres”

Por estás y más razones soy parte activa del Paro Internacional de Mujeres de este #8M al que todas estamos construyendo, todo de lo que hoy se logre y lo que podamos llevar a debate como el Aborto Legal, debemos recordar que nuestra lucha de hoy, es el legado que vamos a dejar para las próximas generaciones, no podemos seguir permitir que las nuevas generaciones, tengan que seguir saliendo a la calle, como lo hacemos hoy Nosotras o como lo hicieron quienes nos precedieron hace más de 100 años, tenemos que lograr que la sociedad empiece a vivir en una igualdad de género, con responsabilidades compartidas en lo intimo y social, con políticas publicas que impliquen a la Justicia, la Salud y al Estado en forma igualitaria, sin privilegios a la hora de tomar decisiones a favor de un sexo.

Este es el legado más importante al que aspiro como militante feminista, me da orgullo ver a las pibas jóvenes salir a la calle a reclamar junto con las que tenemos más edad, pero no quiero que ellas sigan marchando por el resto de su vida, exigiendo los mismos derechos que hoy hacemos Nosotras.

Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica Fotógrafa, Activista, Feminista





martes, 13 de febrero de 2018

El entorno de la Mujer

El entorno de la Mujer


".. Una mujer he olvidado quien le pregunto a un amigo..
por qué los hombres se sienten amenazados por las mujeres.
Le contestó que tienen miedo de que las mujeres se rían de ellos,
Cuando le preguntó a las mujeres por qué se sienten amenazadas por los hombres.. dijeron "Tememos que puedan matarnos".
Stella Gibson, personaje de The Fall


En la mitología doméstica, la utilización de los objetos cotidianos, la representación del entorno fue importante para las Mujeres Artistas para empezar a hablar de una iconografía femenina, los artistas hombres también se apropiaron de esa iconografía, intentaron hacerla suya, una forma de dejar sin tema a las Mujeres Artistas, la diferencia entre la Mujer Artista y el artista hombre, es que ella desarrolla el tema desde todos sus aspectos, él sólo tomó el objeto, es a partir de los años setenta cuando muchas artistas  empiezan a valorar su condición de mujer en la obra, desde lo social, lo laboral, se muestran irreverentes, irónicas y hasta sentimentales.

El entorno privado, se vuelve público, pero también el entorno público se vuelve objeto de representación, es puesto en escena, se reconstruye, para hablar de los distintos temas que empiezan a preocupar a la Mujer Artista, desde lo íntimo, lo social y lo político, Sophie Calle (Francesa) toma fotografías muy detalladas de las huellas que los huéspedes dejan en las habitaciones de un hotel, un espacio que es un no lugar, que es privado por un día, por una noche, y se vuelve público tras el registro fotográfico, el dormitorio es otro de espacios representados muchas veces, fotografiado, pintado o puesta en una galería como lo fue “Mi Cama” de Tracey Emin (Inglesa) quien lleva su  cama sin tender, con sábanas manchadas, botellas de bebidas, colillas de cigarrillos, que formaban parte de su mundo privado en ese momento, hace algo más de quince años; Diana Schufer (Argentina) intervino sábanas con cartas de amor, utilizando la técnica de la serigrafía, la instalación Cartas y Camas de Amor, se pudo ver en el Centro Cultural Recoleta, en el año 1994, la instalación se armaba y desarmaba lo que hizo que la artista volviera sus sábanas en arte utilitario; en la Última Cena de Judy Chicago (Estadounidense), se puede apreciar una gran instalación compuesta por más de 1000 nombres de mujeres algunos escritos, otros pintados por mujeres, con sus respectivos, manteles, la instalación un homenaje a la mujeres que son parte del arte, la política, la ciencia, también se puede pensar como un gran altar, donde decoradoras y cocineras invitan a un gran festín, lo cotidiano se vuelve parte de la cultura popular, no puedo dejar de mencionar la obra de Meret Oppenheim (Alemana) una de las artistas surrealistas más destacada, en Desayuno en piel, utiliza una taza de té, que recubre con piel, mientras que en la obra Mi niñera, toma unos zapatos, los ata y los coloca en una bandeja de plata, como si los estuviera sirviendo para  una comida importante, lo cotidiano, de uso diario, se vuelven obra y hablan de su propio mundo.

En los setenta muchas Mujeres Artistas tenían sus obras en salas marginales Kate Walker (Estadounidemse) y Sandy Gollop organizan la muestra de Arte Correo Postal  “Feministo”, las mismas obras anteriormente habían sido expuesta bajo el título “Retrato de la Artista como Ama de Casa”, que genera un diálogo sobre la mitología doméstica, la feminidad y circulaba fuera del circuito comercial del arte; la muestra “Mujeres y Trabajo” donde participaron Mary Kelly (Estadounidense), Margaret Harrison (Inglesa) y Kay Hunt, las protagonistas erán mujeres trabajadoras de una fábrica la Metal Box Company de Southark, Londres, no sólo el ámbito del hogar se volvía púbico, también el del trabajo, la relación de la mujer con el ámbito laboral, donde trabajo, política y sindicalismo quedan expuesto en este trabajo documental que realizan las tres artistas; hacer visible por todos los medios el mundo de la mujer y llegar a más público que no fuera parte del mundo del arte,  es así como que Susan Hiller (Estadounidense) entre 1973 y 1974 realiza distintas performance públicas, como lo fueron “Ceremonias callejeras y El trazado de los sueños, donde la participación del público fue importante, para la concretar su proyecto.

El universo femenino,  se vuelve parte de la metáfora de la mujer, como lo hace María Luz Gil (Argentina) toma el bosque como representación del mundo interno, la búsqueda personal, la identidad, lo desconocido en la Video-Instalación Más cerca, Más Lejos, de 1997, que formaba de la muestra colectiva Tajos Bajos, en el Centro Cultural Borges, el video era proyectado en forma simultánea en diez televisores, mientras ella se internaba en un bosque oscuro; Silvia Gai (Argentina), para la misma muestra colectiva, teje al crochet, una técnica que se le enseñaba a las mujeres como parte de las labores femeninas que debía adquirir para ser una buena ama de casa, su tejidos eran órganos humanos con malformaciones, la enfermedad que convive dentro del hogar, se vuelve parte, de lo cotidiano, de lo doméstico y muestra otra realidad en la que conviven las mujeres dentro de su hogar.

No importa si eran los límites del hogar, si era un objeto de uso cotidiano, si era su entorno laboral, social, si era su propio mundo interior, reflejar el ámbito de la mujer, hacerlo público, mostrarlo en una galería, en un espacio alternativo, en la calle, es algo que hoy todavía las Mujeres Artistas siguen haciendo, para hablar de la problemática femenina.

Stella Maris Leone Geraci
Artista Fotógrafa Feminista, Activista




martes, 30 de enero de 2018

El cuerpo de la maternidad y el aborto en el arte

El cuerpo de la maternidad y el aborto en el arte

Cuando la maternidad es un mandato para ser una buena mujer y el aborto nos convierte en una mala mujer.

Cuantas de nosotras, nos planteamos la maternidad o el aborto en el transcurso de nuestra vida, la realidad indica que todas lo hicimos, en el silencio interno de nuestro mundo y en el silencio de lo público, como decía Carol Hanisch (Feminista Estadounidense, una de las fundadoras de Mujeres Radicales de Nueva York, y Medias Rojas, ambos grupos feministas) “Lo personal es político”, la pregunta es cuantas de nosotras pudimos ser fieles a nuestra decisión personal, sin dejarnos influenciar por el entorno.

El mundo del arte y las Mujeres Artistas no fueron la excepción a la regla, a la hora de cumplir o no con el mandato social, tomar la decisión de ser madres o abortar, para algunas de ellas ser madres no era compatible con una carrera artística, para otras si.

Louise Bourgeois (Escultora Francesa) una de las Artistas Mujeres que he mencionado en varias oportunidades, en su obra hace una gran referencia al tema de la maternidad, la relación con la madre y ella misma como madre de sus tres hijos, a quien les pone su apellido, como si quisiera marcar el sentido de pertenencia sobre sus hijos, hasta podríamos leerlo como una declaración de principios, son míos y no de él, Bourgeois fue una gran activista feminista desde los años 70 y pudo complementar el arte y la maternidad, aunque sentía “que su casa era una trampa” para ella su vida intima fue el motor para su obra y se volvió pública, en cada obra.

Marina Abramovic (Artista Serbia), hizo de su cuerpo su obra, era y es su lienzo, decidió abortar en tres oportunidades, para ella no eran compatibles la maternidad y el arte, priorizó el arte y dijo en algún momento “Los niños habrían sido un desastre en mi carrera”, para Abramovic el mandato social, no era una regla a cumplir, si el mandato de una dedicación total al arte.

Tracey Emin (Artista Inglesa) en su obra siempre reflejo las violencias por las que ella transito, víctima de violación siendo muy joven quedo plasmada en su obra, las adicciones, los dos abortos que se hizo, también formaron parte del cuerpo de obra que hizo  en una serie de dibujos ¿Aborto como se siente?; donde ensaya distintas respuestas “Sangrando por los ovarios”, “Violada”, “Adiós a mamá”, en varias declaraciones sobre sus abortos, dice “no estar arrepentida”, y que fue la decisión correcta para ella, e imagina si hubiera tenido hijos, seguramente su carrera hubiera sido muy distinta.

Tres Mujeres Artistas muy exitosas, sólo una cumplió con el mandatos social, las otras dos tomaron la decisión de no ser madres abortando, seguramente para mucha/os las convierte en malas mujeres y malas artistas, lo interesante es que la vida de dos ellas se cruzaron y trabajaron juntas durante un tiempo ellas son Bourgeois y Emin; para las tres si se cumple “Lo personal es político”.


En lo personal nunca quise ser madre y si hubiera quedado embarazada me habría practicado un aborto, tengo una expresión que puede resultar muy agresiva para muchas mujeres “les niñez son muy lindos, pero les ajenos”, todos los días estoy pariendo un hijo que es mi obra, siempre fui fiel a mi pensamiento desde que tengo veinte años y dije que sean madres las otras, yo no.

Stella Maris Leone Geraci
Artista Feminista, Activista





miércoles, 24 de enero de 2018

Condenamos a las prostitutas

Condenamos a las prostitutas

“La prostitución no es el trabajo más antiguo del mundo, es la violencia más antigua del mundo”

El caso de los jugadores de Boca, puso en evidencia algo que es conocido, en el mundo del fútbol, pagar por prostitución, cuantas veces leímos de fiestas privadas con mujeres conocidas y no; en está oportunidad una denuncia por abuso puso de vuelta el tema en el tapete, la violencia de género, Ella habían sido golpeadas y abusadas, las primeras informaciones dijeron que “Ella mentían, que querían plata”, de ahí en más, fue una seguidilla de información machista (sin importar el sexo mujer hombre), el pedido de disculpas de ellos, y un acuerdo económico, que se hizo a puertas cerradas para preservar la carrera de los jugadores, sin importar el destino de Ellas (a quienes el Estado debe rescatar de las redes de prostitución y re insertar en la sociedad), también escuche decir en los medios que ellas eligen ser prostitutas, todos esos dichos, lo único que hacen es repetir el discurso machista sobre el falso mito de la prostitución, donde las mujeres ofrecen un servicio a los hombres, por su propia decisión.

Vamos a ser claros a la hora de hablar de prostitución, las Mujeres no eligen ser prostitutas, muchas de Ellas son víctimas de un tipo de violencia desde su infancia, escapan de sus hogares, otras son captadas con falsas promesas, están solas, desamparadas, en estado de vulnerabilidad y creen en alguien (mujer – hombre) que las introduce en las redes de prostitución, diciéndoles que van a ganar dinero fácil para vivir, no les dicen que ellas no van a recibir casi nada de ese bienestar económico, su proxeneta las vende y se queda con todo de lo que el prostituyente paga, Ellas son violadas, abusadas, el no de ellas, les importa nada, y ni hablar si Ellas se quejan, su proxeneta para castigarlas en algunos casos hace que sean golpeadas y violadas por varios hombres a la vez; si crees que lo que escribo es mentira, te sugiero leer o escuchar a Diana Maffía  (Doctora en Filosofía, dirige el Observatorio de Género en la Justicia Independiente del Consejo de la Magistratura de CABA), Alika Kinan (activista por los derechos de las mujeres, sobreviviente de las redes de trata y prostitución); las Mujeres que se prostituyen son víctimas de violencia de género, como dice la Ley de Trata de Personas (que tiene más de 100 años, con dos modificaciones) y la Ley 26.485 (sobre violencia de género).

Los medios construyeron la historia donde “ellos son dos muchachos, son dos futbolistas que forman parte de uno de los clubes más importante de Argentina, que estuvieron en una fiesta privada, en el lugar y momento equivocado”, no te dicen que pagaron por sexo, y que ellos creyeron que, sólo por ese motivo podían hacer lo que querían con Ellas, por qué para ellos el dinero lo compra todo, también el “Cuerpo de las Mujeres”, y como siempre Ellas son las culpables, por ser prostitutas, por hacer denuncias falsas, los medios, el Estado siguen sin condenar al prostituyente y al proxeneta, si hubo un acuerdo de dinero, les aseguro que Ellas no cobran ni un uno por ciento de ese dinero; mientras tanto el Estado nos pide a les ciudadanes que denunciemos los prostíbulos, cuando todos los días vemos avisos publicitarios en los diarios, de manera en cubierta, los papelitos pegados en la calle o como en este caso donde ellos salen impunes, sin la condena de la justicia, sin la condena de los medios, sin condena de su propio club y sin la condena social: estamos todavía muy lejos del #MeToo.


Stella Maris Leone Geraci

Artista Fotógrafa Feminista, Activista


jueves, 11 de enero de 2018

No, es No…Se acabo el tiempo

No, es No…Se acabo el tiempo

Se acabo el tiempo es el grito que nos une, que nos cuestiona y nos hace reflexionar.

Las actrices de Holywood en los Globos de Oro, se unieron bajo la consigna #TimesUp #SeAcaboElTiempo están diciendo basta de acoso sexuales, de violaciones, que sufrimos las Mujeres día a día a lo largo de nuestra vida.

Pero en Argentina, todo se sigue escondiendo bajo la alfombra, festejando los dichos de algunos machos como  Arana, Castaña, Cordera, sin importar el sexo salen en su defensa, justificando lo injustificable.

Mientras tanto están las que no tienen las luces, las cámaras y los micrófonos, que día a día son acosada por cuanto hombre este cerca de su cuerpo, y eso no tiene que ver con no saber distinguir una “galantería" (como dicen en su carta las Mujeres de Francia); Nosotras sabemos cuando nos sentimos incómodas ante los dichos o avances de un sexo masculino, sobre Nosotras y nuestros cuerpos.

Cuando los medios de comunicación en Argentina, hablan de los temas de género con liviandad, cuándo siguen cuestionando y desacreditando a las Mujeres que denuncian, hace que se vuelva una tarea difícil, la de poder generar conciencia para que Ellas hagan la denuncia; pocas son las Mujeres Periodistas especializadas en género, que pueden hablar del tema, Ellas no tienen las mismas posibilidades de llegar en forma masiva a toda la sociedad y esto sigue generando una gran DESinformación donde el patriarcado sigue ganando su batalla cultural.

En la primer semana de 2018,  una Mujer fue víctima de Femicidio por día, sin embargo los medios no dejaron y no dejan de hablar de Nahir Galarza (una joven blanca hetero, que asesinó a su novio blanco hetero); los Femicidios, las desapariciones de las Pibas se naturalizaron a tal punto, que sólo quienes nos ocupamos del tema, estamos difundiendo las noticias, para seguir haciéndolas visibles en tiempos de gran invisibilidad mediática.

Por qué es a Nosotras a quienes nos matan, nos acosan, nos violentan día a día y ya no importamos por qué somos basura.
Stella Maris Leone Geraci

Artista Feminista Activista