domingo, 29 de junio de 2014

Mujer - Diosa

Mujer - Diosa

Cada Mujer es una Diosa, así como la energía femenina era la fuerza dominante en la tierra, antes de las religiones, y que la fuerza masculina se impusiera, relegando, humillando a la energía femenina, pasar del matriarcado al patriarcado produjo un trauma en la memoria de la tierra y una cicatriz profunda en nosotros; así como todos estamos ligados a la conciencia colectiva de la tierra, hoy son muchas las mujeres que vuelven a los antiguos rituales que las unen con su diosa interior, creando sus propios altares con objetos personales, que las haga sentir bien con ellas mismas y puedan sacar la diosa que llevan dentro, así como ancestralmente, las mujeres se reunían en ceremonias secretas, para adorar a su Diosa, hoy la Mujer vuelve a su esencia y en su búsqueda interior cada una de esas Mujeres - Diosas esta representada por un elemento y un color.
Reconocer nuestra Diosa, como Mujer es el primer paso para curar nuestras heridas internas, sanar desde nuestro interior hacia nuestro exterior.
Las Mujeres – Diosas fueron por mucho tiempo victimas de abuso físico, humillación, discriminación, consideradas un elemento decorativo, sin derechos y más,  todas estás actitudes hicieron que las Mujeres se volvieran sombras de lo que eran, comenzando a guardar rencor y dolor en su ser, hasta  enfermar su cuerpo físico, espiritual y mental, las enfermedades son el resultado de tantos años donde la Diosa se mantuvo oculta.
Cada Mujer – Diosa guarda dentro de ella una diosa oscura, que abandona el camino que se le había asignado, para generar energías destructoras hacia la energía masculina y su propia energía creativa; la Mujer – Diosa destruye para crear una nueva mujer desde sus experiencias negativas.
Cuando la Diosa es reconocida por la Mujer, las energías masculinas y femeninas se reconcilian, eliminando cada una de ellas su rol de victimas y dejan de estar enfrentadas, se abrirá una nueva puerta, donde la sabiduría, la creación, la ciencia y la espiritualidad se unirán.
Todo este proceso de sanación interna, descubriendo a su Diosa, cambiará sistemas de pensamientos arcaicos con los que fuimos criadas y que traemos en nuestro ADN, la rivalidad, los celos, la envidia hacia las propias mujeres y los hombres, la relación entre madre –hijo, los vínculos materiales, nos guiará hacia los orígenes de las relaciones humanas.

Cuando cada Mujer conciba a su Diosa, se perfeccionara su principio femenino y su interior, en este proceso de curación se liberan las impurezas emocionales, desde los recuerdos guardados en la memoria emocional, es el momento de liberar y hacer nacer a nuestra Diosa.

  Stella Maris Leone Geraci
Artista Plástica, Fotógrafa, Escritora




3 comentarios:

  1. MUY INTERESANTE TU HISTORIA DE VIDA. DE CALCAR DIBUJOS CUANDO ERAS NIÑA A REALIZAR TUS PROPIAS OBRAS DE ARTE. TODO UN LOGRO Y ESFUERZO. TE FELICITO Y TE DESEO MUCHOS ÉXITOS.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. TU FANTASIA - ES UNA REALIDAD QUE TEJE SUEÑOS LOCO , DE AMOR Y DE LA VIDA.

      Eliminar